Menú Principal Inscripción de nuevos miembros Estudios GICOR
Información sobre GICOR Simposios y Congresos Enlaces de Interés
Acceso a zona restringida a socios Publicaciones GICOR Contactar con GICOR
   
     
 
Noticia
La radioterapia, alternativa a la ciruga en pacientes con cncer de piel 17 de Junio del 2020
 

La Sociedad Espaola de Oncologa Radioterpica (SEOR), con motivo del Da Mundial del Cncer de Piel, ha incidido en la importancia de la radioterapia como tratamiento para este tipo de tumor. "Puede plantearse como alternativa para evitar cirugas que precisen injertos o reconstrucciones tcnicamente complejos o que puede ser mutilante o crear un defecto esttico importante en el paciente", ha explicado el doctor David Esteban.

Para el experto, la radioterapia tambin tiene un "importante papel como tratamiento adyuvante a la ciruga, al mejorar el control local en los casos en los que existen factores de mal pronstico que muestren alto riesgo de que la enfermedad pueda volver a aparecer, tanto en cncer de piel tipo melanoma como no melanoma".

En los ltimos aos, tambin han aparecido publicaciones donde la radioterapia "se asocia con nuevas terapias dirigidas o inmunoterapias cuando el paciente con cncer de piel no es candidato a ciruga", explica Esteban. El onclogo recuerda el papel de la radioterapia en "el control sintomtico en la enfermedad metastsica, aliviando el dolor o el sangrado y mejorando la calidad de vida del paciente". Por todo, "esto es fundamental el manejo por equipos multidisciplinares del cncer de piel".

Los datos aportados por SEOR indican que solo en Espaa cada ao se diagnostican ms de 78.000 nuevos casos de cncer de piel, siendo aproximadamente el 95 por ciento perteneciente al cncer de piel de tipo no melanoma, con aproximadamente 74.000 afectados nuevos cada ao. Por su parte, el cncer de piel de tipo melanoma genera aproximadamente 4.000 afectados nuevos cada ao en Espaa. De acuerdo a la Organizacin Mundial de la Salud (OMS), el cncer cutneo es el tipo de cncer ms frecuente en el mundo y la incidencia se est incrementando ms rpidamente que cualquier otro cncer.

En el caso de Espaa en los ltimos cuatro aos, se ha producido un aumento aproximado del 38 por ciento en la incidencia de este tipo de tumores, lo que supone un incremento de casi el 10 por ciento anual, precisa el doctor Esteban apuntando a fuentes de la Academia Espaola de Dermatologa y Venereologa (AEDV). "Esta escalada en la incidencia del cncer de piel est en relacin al aumento de la esperanza de vida asociado a la falta de hbitos de prevencin como fotoproteccin y la revisin de la piel", afirma el onclogo.

Revolucin en el tratamiento del cncer de vejiga despus de 30 aos sin novedades

El protagonismo inevitable de la pandemia del Covid-19 y el hecho de que, precisamente por el coronavirus, este ao se haya tenido que celebrar on line no han evitado que ASCO, el congreso de la Sociedad Americana de Oncologa Mdica y, a la sazn el ms importante de medicina del mundo, haya presentado los grandes avances producidos en esta enfermedad. Aunque algo descafeinado es innegable que en primera lnea sigue el SARS-CoV2 ha vuelto a ser el escenario en el que se han hecho pblicos ensayos en diferentes tumores que cambiarn el estndar de tratamiento habitual hasta ahora usado en ellos, como en los de colon, pulmn y, especialmente vejiga, un cncer en el que apenas haba variado su abordaje en los ltimos 30 aos. Y todo ello, adems con un marcado acento espaol, pues tres de los cinco estudios que se presentan en la sesin plenaria (en la que se destacan los ms importantes de todo el congreso) tienen una destacada participacin nacional, lo que pone de manifiesto el buen lugar que ocupa la Oncologa de nuestro pas.

El de vejiga es el cuarto tumor en nmero de diagnsticos en Espaa: se detectan aproximadamente unos 30.000 nuevos casos cada ao. El 70% de ellos est localizado y se puede tratar con una operacin relativamente sencilla y se consigue controlar la mayora de veces. Sin embargo, en los casos en los que llega a metstasis este tipo de tumor se trata con quimioterapia basada en cisplatino, un abordaje que se viene usando desde los aos 90, algo totalmente anmalo, ya que en estos aos ha habido mucha evolucin con la aparicin de la inmunoterapia o las CAR-T.

Para poder actualizar esta pauta, se puso en marcha el estudio Javelin en pacientes con cncer de vejiga metastsico candidatos a un tratamiento de mantenimiento. El trabajo propona dar a estos pacientes una inmunoterapia avelumab tras la quimioterapia habitual. As, despus de 4-6 ciclos de quimio a los que no progresaban se les aleatorizaba a recibir la inmunoterapia como terapia de mantenimiento. En la actualidad a estos pacientes simple mente se les mantiene en observacin. Y los resultados han sido espectaculares.

Es todo un hito. Se ha visto que aumenta la supervivencia global y en primera lnea. Consigue 21,4 meses frente a 14,3, lo cual es un incremento muy considerable. Y no slo eso: vale para todos los pacientes con este tumor. Se va a trasladar de forma inminente a la prctica clnica, asegura Isabel Echavarra, secretaria cientfica de la Sociedad Espaola de Oncologa Mdica (SEOM). Se ha visto que el mantenimiento eleva la supervivencia global al menos al 50%. Es adems un tratamiento en primera lnea, lo que va a impactar mucho en los pacientes. Por eso se ha convertido en el nuevo estndar y este estudio lo convierte en el tratamiento de referencia, coincide Enrique Grande, jefe del Servicio de Oncologa Mdica del MD Anderson Cancer Center de Madrid, quien ha formado parte del estudio como investigador.

Grande present, adems, los resultados del estudio Dutreneo, tambin en vejiga, que se desarrolla en ms de 10 hospitales espaoles y que coordina. En este caso el trabajo podra considerarse el primer paso hacia el tratamiento personalizado en este tipo de tumor, algo ya muy extendido en otras neoplasias, no as en sta. El trabajo, uno de los cuatro ms importantes del ao en el rea, es el primero que, en este tumor, selecciona pacientes en base a una firma gentica. En funcin de esta firma de 18 genes clasificamos los tumores en fros, aquellos que tienen estos genes apagados, y calientes, los que los tienen encendidos. Hacamos el diagnstico de cncer de vejiga infiltrado en base a esta firma gentica. Los fros los tratamos con el estndar de quimioterapia y ciruga y los calientes los aleatorizamos dando a la mitad la terapia estndar y a la otra una doble combinacin con inmunoterapia: durvalumab y tremelimumab, explica.

Y los datos dicen que la eficacia (esto es, pacientes en los que no queda tumor y tienen respuesta completa, que suele ser de entre el 30-40%) en los tumores fros alcanza el 70%, y en los calientes el 35%, lo mismo con inmunoterapia. El principal avance es que hemos visto que en los fros la eficacia de la quimioterapia es muy alta y en los calientes la respuesta es parecida, pero con mucho mejor perfil de seguridad, contina Grande, que ha realizado el estudio gracias a la Fundacin Cris contra el Cncer.

Cncer colorrectal

Otro de los estudios ms importantes que se han presentado ha sido en cncer colorrectal metastsico e inestabilidad de microsatlites, un tipo de tumor que afecta al 5% de los cnceres metastsicos para el que muy probablemente habr un cambio de paradigma en su abordaje. Es muy relevante porque la magnitud del beneficio clnico (eficacia, seguridad y tolerabilidad del tratamiento) es muy importante en este subgrupo que tiene mucho peor pronstico cuando se trata con quimioterapia convencional que el cncer colorrectal sin inmunuoterapia. Es el nico subgrupo en este tumor en el cual la inmunoterapia ha demostrado un beneficio, explica Roco Garca-Carbonero, del Servicio de Oncologa Mdica del Hospital 12 de Octubre de Madrid, que ha participado en este ensayo incluyendo un nmero importante de pacientes (el mximo reclutador espaol), adems de otros centros de Santander, Barcelona y Mlaga.

As, en el Keynote-177, que es como se llama, la mitad de los pacientes recibi el tratamiento estndar con quimioterapia y la otra mitad la inmunoterapia pembralizumab. Y los resultados han sido muy buenos, ya que retrasa la progresin del tumor: si quienes recibieron la quimioterapia pasaban 8,2 meses hasta la progresin, el de la inmunoterapia duplicaba este tiempo, con 16,5 meses y con una tasa de supervivencia libre de progresin a dos aos que aumenta del 19% al 48%. Y, sobre todo, que los que responden son largos respondedores. El 83% de los que recibieron pembralizumab sigue respondiendo frente al 35% de los de quimioterapia, apunta Echavarra, para quien va a suponer, casi seguro, un cambio de estrategia y a modifi car el tratamiento en primera lnea de este tumor metastsico.

Por ltimo, en cncer de pulmn se ha visto que el tratamiento con terapia dirigida osimertinib despus de la ciruga para el no microctico con mutacin EGFR mejor significativamente la supervivencia libre de enfermedad. El estudio Adaura demuestra que los pacientes con tumores con estadio II-IIIA que recibieron el nuevo frmaco, el 90% estaban vivos a los dos aos sin recurrencia del cncer, en comparacin con el 53% de la rama de control que no reciba nada ms, asegura Echavarra: Es un estudio muy importante. A partir de ahora se va a poder poner este tratamiento, pues hasta el momento no haba indicacin.

 

 

 
     
 
· AVISO LEGAL · © GICOR - Grupo de Investigación Clínica en Oncología Radioterápica · C/CHILE, 10 - C.P.- 28290 LAS ROZAS, MADRID - ESPAÑA. · email: gicor@serini3.es